top of page
  • Foto del escritorcooperacion amap

Gracias a Fundacio ORDESA, en los próximos días repartiremos cereales infantiles

Una buena alimentación es vital para que el niño crezca sano y fuerte. Comer bien afecta no sólo a su crecimiento físico, sino también a su desarrollo intelectual.


Una correcta alimentación del niño durante los primeros años de vida puede repercutir positivamente en su estado de salud, así como en su habilidad para aprender, comunicarse con los demás, pensar y racionalizar, socializarse, adaptarse a nuevos ambientes y personas y, sobre todo, en su rendimiento escolar. Una buena alimentación puede influir notablemente en su futuro


4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page